A estas alturas no nos vamos a engañar, la autoedición es la mejor fórmula cuando queremos mostrar nuestro trabajo, a falta de apoyo institucional o de una editorial que apueste por nosotros. Y creo no equivocarme cuando el guionista Kike Benlloch y el ilustrador Pablo Astudillo decidieron sacar adelante este Vampiro.

Un cómic que cabe en un sobre de correos puede parecer que no tiene mucho que decir, pero no es así, la magia de la autoedición se respira desde el primer momento, a lo que se suma la ilusión de sus autores por hacerte llegar un ejemplar.

Vampiro es una historia corta, de páginas aún más cortas si lo medimos con una publicación tradicional, pero su contenido es grande. Resumir una historia en tan poco espacio es labor para titanes y el tandem Benlloch y Astudillo lo han conseguido. En tan solo unas pocas hojas, te implantan el sabor del miedo, el terror y el vampirismo, a través de los ojos de una niña, en un pueblo donde todo puede suceder.

Por tan solo 0,90€ puedes comprar tu ejemplar, un precio de risa o miedo según lo prefieras, pero estarás ayudando a que los creadores sigan haciendo de las suyas, crear nuevas historias gráficas como esta, que no te decepcionará y podrás mostrarla como una pequeña joya a cuidar en tus estanterías.