Matadero Madrid presenta, a partir del jueves 17 de enero, un nuevo proyecto expositivo titulado ‘Profundidad de campo’. Este programa internacional tiene como objetivo ofrecer una visión en profundidad del trabajo de artistas que desarrollan su obra en formato vídeo, dialogan con el cine o proponen instalaciones con imágenes en movimiento. Mediante la presentación de las obras de estos creadores, tanto de trayectoria reconocida como emergente, el programa pretende contribuir a generar un espacio continuo para el diálogo que contribuya a un mejor entendimiento del medio audiovisual. Así, mostrará el último trabajo de cada uno de los artistas junto con una selección de trabajos representativos de su trayectoria.

La programación de ‘Profundidad de campo’, comisariada por Ana Ara, se estructura en diferentes ciclos temáticos. El primero de ellos abordará el tema de la violencia con la muestra y el acercamiento a la obra de Meiro Koizumi(Gunma, Japón, 1976) y María Ruido (Xinzo de Limia, Ourense). La producción artística de ambos autores indaga, desde diferentes ángulos y lenguajes artísticos, la violencia entendida como la fuerza que impregna tanto el ámbito íntimo de los cuerpos como el público de la historia. La obra de Meiro Koizumi se mostrará desde el 17 de enero al 10 de marzo y la de María Ruido, entre el 14 de marzo y el 5 de mayo. 

‘Profundidad de campo’ ocupará la antigua cámara frigorífica de Matadero Madrid, sede, anteriormente, del programa ‘Abierto x Obras’. Con este nuevo programa el centro refuerza la programación del proyecto artístico de la directora artística Rosa Ferré basado en una profunda transformación de los programas y espacios de Matadero a través de un programa integral que se construye gracias a la diversidad de las instituciones que componen el centro y nuevas y ambiciosas líneas de trabajo transversal en conexión con redes internacionales. 

En esa dirección, y de la mano de Cineteca Madrid, ‘Profundidad de campo’ se complementará con un ciclo de cine. A modo de ‘carta blanca’ los artistas de cada ciclo del programa serán los encargados de comisariar un programa de proyecciones de aquellos títulos que les hayan inspirado en el desarrollo de su producción artística.