La oferta musical en streaming está más viva que nunca y hace dos meses ya hablé sobre Bandcamp y es la plataforma que particularmente me gusta más, pero hay vida más allá y la oferta que puedes encontrar en internet es muy amplia y variada.

A pesar que Spotify la más conocida de todas las plataformas sigue llevándose una cuota muy alta de abonados al servicio, tenemos otras que pueden llegar a ser muy interesantes y que se adaptan mejor a gustos y preferencias, Deezer, Apple Music, Amazon Music, SoundCloud o Tidal son algunas que podemos encontrar si navegamos un poco por internet.

Pero tenemos que hacernos la siguiente pregunta, ¿vamos a encontrar la música que buscamos?.

No todas las plataformas que existen en la actualidad tienen las música que más nos gusta, ni todas nuestras bandas favoritas están en una misma plataforma, con lo que la elección de una de ellas puede resultar poco fructuosa.

Podemos optar por usar uno de los servicios streaming con publicidad o quitar la misma contratando un servicio Premium.

Todo apunta a una burbuja musical en la que la guerra por atraer usuarios lleva a una confusión por parte de los mismos, que muy al contrario de sentirse atraídos por un servicio streaming, optan por alternativas ilegales que perjudican a la industria musical y a las propias bandas, con servicios P2P como Torrent o Emule.