Durante los años 80 si querías ser Punk o al menos llegar a intentarlo, tenías que tener los discos de Sex Pistols, una de tantas leyes no escritas que había que seguir a rajatabla, pero la verdad es que yo siempre fui de The Clash.

Anarquía en UK o Dios salve a la reina han sido y siguen siendo himnos de los que no nos vamos a desprender en la vida y es que los temas merecen su lugar, del resto de la banda solo parece quedar las extravagancias de Sid Vicious su novia Nancy y por supuesto Johnny Rotten.

Le echaron “morro” y les fue bien, mejor de lo que ellos esperarían en aquellos momentos y la figura de Malcom McLaren, si, el mismo de la fórmula 1, fue indispensable en todo este marketing musical. Bajar al centro de Londres a tocar y luego subir a las zonas más elitistas de la ciudad para codearse con la clase alta, es algo que nunca lo he llevado nada bien. Pero esto es otra historia.

Johnny Rotten el alter ego de John Lydon es un personaje irreverente y esto precisamente es lo que le ha hecho popular. En este libro escribe sus memorias, lo que piensa y opina sobre el Punk, su amigo Sid, de Malcom McLaren o Vivian Westwood.

Como en los 80 este libro viene a completar parte de mi memoria, de mis estanterías y seas o no seguidor de la banda, en sus páginas vas a encontrar anécdotas e historias que bien merecen su lectura.

http://malpasoed.com/es/libro/la-ira-energia-memorias-sin-censura/