La Fábrica arrancará la temporada el próximo sábado 15 de septiembre con la exposición Carlos Saura, años 50. Una mirada sincera y profunda del fotógrafo y cineasta a la España de la época, un tiempo de silencio y de penuria del que el país intentaba salir.

La exposición cuenta con casi una veintena de fotografías en blanco y negro –numeradas y con revelado analógico– muy ligadas a la estética radical del neorrealismo. La intención del autor con estas imágenes era mostrar una España alejada de la propaganda oficial. Una España a veces oscura y triste, retrasada y alejada de Europa.

Se trata de un trabajo con un marcado carácter documental sobre las ciudades, los pueblos y sus habitantes. Hombres, mujeres y niños que Carlos Saura (Huesca, 1932) descubrió en sus viajes por España en la década de los 50.

Saura descubre, a través de la sinceridad absoluta de sus imágenes, una España pobre, con pueblos de calles sin asfaltar, de mendigos, mujeres envejecidas prematuramente y niños que arrastran en su mirada la dureza de la posguerra. Pero a la vez, una España de gente abierta, sencilla, trabajadora y de gran dignidad.

A través de estas imágenes y del poder de la fotografía recuperamos las costumbres locales, la vestimenta y la estética de una época que ahora parece irreal. Como señala el autor: “Hace tiempo que no estamos allí, pero volvemos gracias al poder que tiene la fotografía de representar el pasado”.

PHotoBolsillo

Coincidiendo con la exposición, PHotoBolsillo ha editado el segundo monográfico de la colección dedicado a Carlos Saura.  En 2006 se publicó un volumen que recogía una selección de toda su obra. En esta ocasión, el libro reúne imágenes tomadas por Saura entre 1950 y 1962. El libro cuenta con unas 70 imágenes y una introducción del propio autor en la que explica cómo llegó a la fotografía y el poder de ésta como “testimonio fidedigno de lo que ocurría a mi alrededor”.

En el texto, Carlos Saura confiesa que llegó a la fotografía por amor: “Por conservar una imagen de alguien a quien amaba. A los ocho años estaba enamorado de una niña que vivía cerca de mi casa. Entonces era tímido, así que me escondí detrás de un seto con la cámara fotográfica de mi padre e hice la primera foto de mi historia”. A día de hoy Saura sigue definiéndose como “un fotógrafo apasionado, que va por la vida con una pequeña cámara digital, observando a quienes le rodean”.

Dirigida por Chema Conesa y con más de 100 títulos publicados, la colección PHotoBolsillo nació en 1998 con la voluntad de crear un catálogo de referencia, tanto para profesionales como para aficionados, de los nombres más importantes de la fotografía española e iberoamericana. Los próximos títulos de la colección estarán dedicados a Jean Marie del Moral y Bárbara Brändli.