Lol Tolhurst es la figura menos conocida de la banda The Cure, pero junto a Robert Smith fundaron juntos la que sería una de las bandas de culto dentro de la música, ejerciendo de baterista, teclado y compositor.

En 1989 Lol Tolhurst se mudó a California y en ese momento su nombre dejó de sonar, su historia quedó en un pasado nada reconocido. Veinte años más tarde se volvería a reunir con la banda para dar un concierto, una espinita que le ha llevado a escribir “Cured“, editado por Malpaso Ediciones.

Tener este libro entre mis manos es algo especial, es una de mis bandas de cabecera desde que tengo uso de razón en esto de la música. El color negro y abrigos largos en invierno se repiten año tras año en mi vida, es uno de los legados que me ha dejado The Cure y el postpunk.

En los años 80 no había internet y lo poco que sabíamos de las bandas era a través de anécdotas e historias que oíamos en las tertulias de pub cuando salíamos con los amigos y alguien había contado. Las cuales con los años resultaron no ser ciertas.

Lol Tolhurst nos cuenta de primera mano como se creó la banda, la vida en Crowley junto a Robert Smith del que era amigo desde los cinco años, los pubs, las peleas y un camino que según sus palabras no fue nada fácil.

Nos cuenta sus vivencias en una época donde la postguerra y Crowley se convirtió en un sitio tremendamente demoledor, caótico y deprimente. Los primeros conciertos que estos amigos fueron a ver juntos, The Strangles o Bowie en un Londres donde reinaban los punks y skinheads.

La movida londinense que vista de lejos muchos hubiéramos querido vivir.

Cured es la historia de Lol, de Robert y a fin de cuentas de The Cure, pero encontramos historia de la música por doquier, no en forma de lección subliminal que llevar a rajatabla, sino para entrar en conocimiento por parte de aquellos que fueron protagonistas y a fin de cuentas, poco o nada sirven las etiquetas, todos hemos bebido de las mismas fuentes.

Del resto de estas páginas que no dejan de martillear mi cabeza, tendrás que hacer cuenta tú mismo, tendrás ante tus manos un valioso ejemplar de la historia de la música y la herencia, que bien ganada, nos ha dejado de The Cure.