La respuesta es fácil si la pregunta gira en torno a cuántas bandas de la ciudad de Boston conoces y la lista parece que se hace interminable, Pixies, Lemonheads, The Breeders, Dropkick Murphys, Buffalo Tom, The Real Kids, The Dogmatics, Lyres y un largo etcétera sin desperdicio alguno.

Claro que si la pregunta gira en torno a quién es el músico contemporáneo más enigmático y con gran magnetismo musical en la ciudad, en tu respuesta es posible que puedas dilucidar uno o dos nombres de manera titubeante, el nombre, Nat Freedberg.

Nat Freedberg

Nat Freedberg es ese músico que le gusta tocar en directo disfrazdo que habrás podido ver en muchas ocasiones, ya que su carrera musical es larga, muy larga, desde que comenzara en los años 80, The Flies o sus otros proyectos posteriores Titanics, Satanics, Clamdiggers. En definitiva hard rock, punk y mucho rock and roll.

Pero seguramente conocerás la banda que le vio crecer de forma exponencial y que le dio la reputación de gran compositor, The Upper Crust.

Reclamado por infinidad de bandas en Boston, Nat Freedberg ha colaborado y dejado su impronta en muchas de ellas, ayudando a ganar Grammys y otras tantas hazañas.

Better Late Than Never es el debut en solitario de este artista honrado y venerado como Allston Rock City.

Con todo esto, el sello Rum Bar Records, también de la misma ciudad coge el relevo y publica estas doce canciones que recogen toda la esencia y el alma de una ciudad que transpira música a doquier.

Devil Rockin´Man, All my Love o World to Come no solo rompen con lo que nos tenía acostumbrados y son una muestra de los magníficos temas que podrás escuchar en este disco, que ya te voy adelantando que se hace indispensable en cualquier discografía.

NAT FREEDBERG – BETTER LATE THAN NEVER