Si quieres navegar por internet necesitas de un navegador y en la actualidad existen muchas alternativas donde elegir, Google Chrome, Firefox, Internet Explorer, Safari u Opera.

De unos se hablan maravillas, mientras que de otros es todo lo contrario, lo cierto en todo esto es que al final te instalas y usas el que mejor resultado has obtenido, teniendo en cuenta la velocidad y en última instancia la privacidad.

Posiblemente estés usando uno que no sea el más apropiado solo por que alguien te lo ha aconsejado diciendo del mismo que es el mejor que puedes encontrar, pero no es del todo cierto, existen nuevas alternativas que pueden convencerte más, este es el caso de Brave Browser, el navegador web que uso desde hace tiempo y que tengo intención de convencerte.

Su creador es Brendan Eich y fue el cofundador del proyecto Mozilla y el creador del lenguaje de programación JavaScript.

Lo más importante de Brave es la gran apuesta por la privacidad del usuario mientras navega por internet y todo ello sin tener que sacrificar velocidad, este navegador es más rápido que otros y mejora la velocidad de carga en 2x en un ordenador de escritorio y hasta 8x en tu dispositivo móvil.

Basado en Chromium, con licencia pública Mozilla, Brave Browser no solo se preocupa de tu privacidad y velocidad, ofrece la posibilidad de bloqueo de trackers, contenido no deseado y publicidad invasiva, mientras que obliga a usar HTTPS (navegación segura) a las webs que visitas entre otras funciones.

Los creadores de Brave aseguran erradicar el “malvertising” un tipo de publicidad que puede llegar instalar en tu ordenador malware sin que te des cuenta.

En el caso que estés interesado por la tecnología Blockchain este navegador permite la donación mediante Tokens (moneda digital) e integra Tor para que nuestra navegación sea aún más segura.

Descárgate Brave y empieza a utilizar sus características, navegando seguro y rápido.